Portafolio de Servicios
Blog E2Consultoría

En tiempos de globalización, de competencia extrema, de volatilidad de precios y ahora con la crisis de salud que ha paralizado al mundo con la pandemia causada por el Covid-19, las empresas, en especial las Pymes, tiene un reto grande para lograr la competitividad y sostenibilidad e incluso levantarse desde cero. En un mercado exigente y un cliente cada vez más consciente e informado.

Uno de los modelos para superar este reto es la Excelencia Operacional. Esta filosofía empresarial tan nombrada, debe juiciosamente implementarse de acuerdo con los aspectos particulares de cada empresa como lo son la cultura, los retos tecnológicos asociados, la complejidad de las operaciones y el entendimiento del cliente. El éxito de implementación de la excelencia operacional gira entonces en torno al cuidado de los clientes, al liderazgo gerencial, a la innovación y a las personas comprometidas.

Que es la excelencia operacional
En concreto se puede definir la Excelencia Operacional como el objetivo de dirigir un negocio de forma que se mejora la calidad, se obtienen altos rendimientos, mayor productividad o velocidad de respuesta y un menor desperdicio, también refiere al estado o condición de superioridad en las operaciones y ejecuciones de los procesos del negocio (Adkins, 2007).
La excelencia operacional lleva a ejecutar la estrategia del negocio de manera consistente y confiable, alineando los procesos, personas y recursos hacia el cumplimiento de los objetivos estratégicos establecidos.

Dentro del direccionamiento estratégico es fundamental el análisis del entorno competitivo y el enfoque al cliente, así como tener en cuenta traducir la estrategia en objetivos relacionados, medidos a través de indicadores y ligados a planes de acción que permitan alinear a las personas y equipos a través de un despliegue y comunicación en todos los niveles de la organización. En este pilar es fundamental el liderazgo gerencial.

La gestión de operaciones, entendiendo operaciones como las actividades que permiten desarrollar el producto o servicio, es tal vez el más tangible y por lo tanto medible. En este pilar se concentran los resultados de eficiencia y productividad, alcanzadas con el despliegue de herramientas como Lean Manufacturing y lean Six Sigma, que permiten a las empresas alcanzar optimización de procesos y mejora continua como la base para la rentabilidad exitosa, soportado fundamentalmente por las personas en función de la cultura organizacional y la innovación con el uso consciente de la tecnología.

Bajo este panorama la gestión de costos juega un papel fundamental para alcanzar la rentabilidad. Y es aquí donde las empresas deben mirar hacia adentro, pues hay dos caminos para ganar rentabilidad, o reducir margen, que en la mayoría de los casos es suicida, o reducir costos. Estos costos se pueden resumir en costos de operación, los cuales se optimizan logrando alta eficiencia y productividad, costos de materia prima que trabajando de la mano con los proveedores en su desarrollo se alcanza un sistema gana-gana (ver blog Programa de Desarrollo de Proveedores), y costos de comercialización que al cumplir con las promesas al cliente se elimina reprocesos y se alcanza un óptimo nivel de servicio.

Ahora bien, el pilar de cultura organizacional es la base sobre la cual se soporta la estrategia. Aquí se conjuga la esencia de su ejecución a través de los valores, conducta, habilidades y conocimiento de las personas. Juega un papel fundamental la formación, tanto en el hacer como en el ser, interiorizando temas de liderazgo, comunicación y trabajo en equipo, que permite construir equipos comprometidos y conservación del know how dentro de la compañía.

Por último y no menos importante, está el pilar de la innovación. Tema crucialmente importante en los últimos años donde tanto se habla de la cuarta revolución industrial o tecnología 4.0 que cubre temas como la automatización, la analítica de datos, el blockchain, la inteligencia artificial, entre otros. Soportar los tres pilares anteriores en la tecnología o simplemente en implementaciones novedosas que permitan hacer las tareas de manera distinta, permitirá la optimización de recursos y facilidad de canales con las partes interesadas que se traducirá en un mejor flujo de la ejecución en las compañías. Una herramienta de última generación para alinear estos 4 pilares es el Lean Digital (ver blog Lean Digital).

Para finalizar, hablando en términos netamente gerenciales, implementar un modelo de excelencia operacional permite percibir en las empresas beneficios como aumento de la competitividad y participación en el mercado, mayor satisfacción del cliente, crecimiento en ventas y reducción de desperdicios y reprocesos. Además, fundamentalmente importante, personas comprometidas, empoderadas y eficientes. Te invitamos a profundizar con nosotros como este modelo se ajusta a tu empresa y los beneficios que puede alcanzar.

Localízanos
Información de Contacto
Teléfonos:

3053735345 – 3017874172

Dirección:

Calle 35 # 85-52

Medellín, Colombia

Email:

contacto@e2consultoria.com

Escríbenos
Te responderemos lo antes posible